España solicitará ayuda financiera a la UE antes de Noviembre

No habrá otra solución, España será la siguiente en solicitar la ayuda financiera a sus socios de la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional.  Y España sí, será la última, porque cambiará la forma de ayuda respecto a Portugal, Irlanda y Grecia.  Será el fin de la crisis.

 

Tres motivos por los que España necesita la ayuda financiera de la UE y FMI:

Será el resultado de la serie final de subastas de Deuda del Estado, que desde la subasta de 18 de Abril, no tendrá más remedio que encarecer, debido al aumento de diferencial con los Bonos alemanes, cada vez más acentuado. Imposible seguir vendiendo deuda nacional a precios que no se podrán pagar. Blanco y en botella.

España lleva en bancarrota técnica desde hace 2 años, ante la imposibilidad de buscar vías de crecimiento más allá de la dependencia histórica con la construcción, y esta dependencia pesa como bloques de hormigón.

El aumento en los tipos de interés del Banco Central Europeo hace más difícil la financiación a empresas y particulares, más difícil la devolución de créditos a tipo variable, y prácticamente imposible la conversión a cash-flow de aquellas pequeñas empresas que rozaban beneficios y apuntaban a una ligera recuperación. Tras la subida de un cuarto de punto del 7 de Abril, vendrán más, ya anunciadas, que situarán los tipos de interés de la Eurozona en tasas de 2009, alrededor del 2%, que si bien a España le viene como una patada en su entrepierna, a los países “sanos” les vendrá de perlas. Y lo que cuenta es lo que cuenta…

Por si fuera poco, el precio del barril de petróleo, lleva 2 años subiendo linealmente, acentuado en las últimas fechas por crisis nuclear en Japón y la Guerra contra Libia. Subiendo desde los 102.10 de Marzo a los 112,13 dólares a 21 de Abril el barril WTI o los 124,70 dólares el barril de Brent.  Esto representa alrededor de un 30% de subida en el último año y en los últimos cinco años, un 51% de subida el barril WTI y un 65% el de Brent.

Y la puntilla, una vez más, la establecen las agencias de valoración, que apretando las tuercas a la calificación de Estados Unidos, pero manteniéndolas en AAA (la mejor valoración), rebajará de nuevo la calificación Española debido a las causas anteriores, situándola finalmente al precio de bono-basura, haciendo que los mercados huyan de la compra de deuda soberana Española, Italiana y Belga, para refugiarse en deuda soberana Británica, Alemana e incluso Estadounidense, al verse estos últimos obligados a de-valorar el dólar frente al Euro, y por ende, a aumentar el atractivo para sus exportaciones.

 

La burbuja inmobiliaria no termina de estallar. Pero lo hará antes de finales de 2011.

La famosa burbuja inmobiliaria que algunos cerebros clarividentes se empeñaban en negar su existencia, era similar a la existente en Irlanda o Estados Unidos. La diferencia sustancial fue que los precios de las propiedades inmobiliarias bajaron estrepitosamente en estos países al estallar la crisis, pero en España por contra, los precios sólo han disminuido muy ligeramente en términos absolutos, y han aumentado un 106% si se calcula el precio por metro cuadrado respecto a los indicadores de ingresos per cápita.

Los propietarios españoles, siguen manteniendo la forma de pensar típica: “el precio del ladrillo nunca bajará, siendo una inversión a futuro segura”; sin querer ver la realidad:  más de un millón de propiedades inmobiliarias sin ocupar, en venta, y sin demanda, en un país con más del 20% de la población activa en paro, con sueldos estancados o a la baja, con cada vez más dificultados para la concesión de créditos hipotecarios y a tipos de interés más altos.

Cualquier persona que sepa lo mínimo respecto a oferta y demanda de mercados, sabe que esto es insostenible.  A los precios actuales, es imposible vender un piso. O bajan, o sus propietarios tendrán que comerse los ladrillos para subsistir.

 

Los bancos y cajas entrarán en quiebra técnica.

Es la primera causa del punto anterior.  Las entidades financieras españolas tienen tal dependencia en el ladrillo, en sus bolsas de pisos de los que son propietarios, que un gran porcentaje de su capital está depositado en bienes que forzosamente, deben bajar de precio hasta situarse en unos valores de mercado reales y no hiper-valorados:

  • Bankia (Caja Madrid, Bancaja, Caja Canarias, Caja Ávila, Caixa Laitana, Caja Segovia y Caja Rioja): 5.775 millones de Euros
  • Nova Caixa Galicia: 2.622 millones de Euros
  • Catalunya Caixa: 1.718 millones de Euros
  • Banco Base: 1.447 millones de Euros
  • Cívica: 847 millones de Euros
  • Caja España: 463 millones de Euros
  • Barclays: 552 millones de euros
  • Bankinter: 333 millones de Euros
  • Deutshce Bank: 182 millones de euros

Su balance de caja entrará en números rojos y será necesaria su recapitalización.  A día de hoy, el gobierno español calcula esta necesidad de recapitalización de las entidades financieras alrededor de los 20 mil millones de euros, pero las cuentas publicadas por las propias entidades, muestran una dependencia del ladrillo de entre 50 mil y 100 mil millones de euros.

En este aspecto, serán las Cajas las primeras en caer, se fusionen, conviertan en bancos, o pongan velas a los Santos.

Sólo se salvarán los grandes, a pesar de pasarlas canutas:  BBVA, Santander y La Caixa estarán a salvo. Los primeros gracias a la diversificación bien operada hacia mercados emergentes latinoamericanos. La caja, debido a que su modelo de negocio difiere como la noche al día del resto de cajas gobernadas por políticos y curas, y no por profesionales.

Por desgracia, la dependencia de deuda portuguesa adquirida: más de 100 mil millones de Euros. Un riesgo demasiado elevado para Santander, BBVA y Popular, que aunque lo cifran en no más del 0,13% de sus activos, será un lastre para sus cuentas.

 

España será la última y crecerá más que ninguna en la UE.

Tras la caída de Portugal, Irlanda y Grecia, se verán que los resultados esperados tras la ayuda de la UE y el FMI no sirvieron para nada más que apretar el nudo de la soga que ya tenían al cuello estos países.

Con España, esta ayuda será diferente, por que ya no está en juego la marca país, sino la marca “Euro” y la marca “Unión Europea”, en crisis desde hace algunos años y empujadas a la infravaloración por los movimientos ultra-derechistas crecientes en Europa.

A España se dejará que se peguen el batacazo los Bancos y Cajas. Por fin. Los vecinos del norte están “hartos” de hacer de flotador a países “plomos” (ellos los llaman PIGS…)

 

Como salir de esta crisis en España

España es uno de los pocos países que lleva unos años disminuyendo su déficit respecto a la dependencia de su economía con el exterior, lo que hace que sea relativamente fácil aislar su economía para que no afecte al resto: incentivar el tejido empresarial PYME, porque será una oportunidad de oro de inversión muy barata en cientos de start-ups, empresas jóvenes y novedosas, y PYMES innovadoras, formadas por personas con una forma de hacer negocios totalmente diferente y con un futuro realmente brillante, orientado a las nuevas tecnologías, las energías limpias y renovables, que sienten la necesidad de cambiar la forma de hacer las cosas.

Y será China uno de nuestros mayores avales, aunque le pese a algún político y no gracias a las visitas de otros.  Aunque no lo harán adquiriendo deuda española directamente, si no en una maniobra de hacerse con el capital financiero de base de la futura economía española, como llevan años haciendo en Estados Unidos: financiar mediante organizaciones con base en los propio USA y de capital chino, empresas de futuro esperanzador que serán el motor del pais en pocos años. ¿Qué mejor forma de controlar la economía de otro país que manejar los hilos de su base financiera y hacerlo cuando están creciendo y necesitan capital?

Estos emprendedores y PYMES serán la base de la creación de empleo estable en la España de 2015 y adelante.  Grandes inversores internacionales y multinacionales verán en España un nicho muy barato y con mucho futuro.

España debe cambiar su política financiera interna: impuestos, financiación empresarial, sueldos, vida familiar.  Pero este tema lo trato en el artículo: Cambios necesarios en la política financiera empresarial en España.

  0 comments for “España solicitará ayuda financiera a la UE antes de Noviembre

  1. el ligre
    31 enero, 2012 at 10:57

    Como siempre tan rastreros jijijijij nada que decir jijijji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *