Por qué perdió la candidatura Madrid 2020 Madrid 2020

Antes de entrar en materia, mi más sincero apoyo y gratitud a los deportistas que han apoyado la candidatura, a la Casa Real, y a aquellas organizaciones que desinteresadamente la han apoyado. Insisto: deportistas, Casa Real, y organizaciones desinteresadas. A nadie más.

Dicho esto:

 

Según fuentes cercanas a muchos miembros del COI, estos son algunos de los motivos por lo que no se votó a 

  • Bajo perfil de los representantes, en especial de Alejandro Blanco y Ana Botella. Más allá de su falta de inglés medianamente fluido, su “peso” era considerado mínimo.  Se echó en falta la figura de Samaranch apoyando la candidatura.
  • Proyecto urbanístico anticuado (mismo motivo que hace 4 años), no sostenible y poco utilizable.   Ni propulsaba el crecimiento de zonas empobrecidas de la ciudad candidata, ni re-vivía una zona envejecida. Se quedaba entre 2 aguas.  El COI ya se lo advirtió hace 4 años.  Cabe destacar que a pesar de ello, la candidatura se basó en el mismo plan urbanístico y fue pilar de la propuesta.
  • Proyecto urbanístico y de infraestructuras sin plan claro y realista de utilización y/o desmontaje tras la celebración de los JJ.OO.
  • Euforia desmedida, que en muchos casos, hizo cambiar un voto favorable por un voto “de castigo”. El tipo de euforia y triunfalismo demostrado ha gustado muy poco entre los miembros del COI.
  • Baja / nula confianza en Mariano Rajoy: discurso previsible, poco creíble, datos mostrados inciertos o falsos, datos no avalados por ninguna organización neutral o ajena al propio gobierno de las administraciones involucradas.
  • Valoración económica del “riesgo-país” negativa: alto endeudamiento, baja capacidad crediticia, tasas de paro elevado y con previsión estancada.  Población media cada vez más mayor y con % de jóvenes bajando.
  • Datos de apoyo social muy dispares con las propias encuestas y datos que manejaba el COI.
  • Las labores de lobby españolas nefastas:  pobre acción de lobby de consulados, embajadas, embajadores y otros representantes.
  • Dopaje:  las acciones judiciales conocidas en el extranjero hacen pensar en un punto de vista _laxo_ de la sociedad española hacia el dopaje, las trampas, etc….
  • La visión de una España con un gobierno salpicado de casos de corrupción y económicamente destruida, no aconsejaban poner en manos de los dirigentes políticos unas cantidades de dinero enormes.
  • Alta politización de la candidatura (mismo aviso, por segunda vez, que en la anterior presentación como ciudad candidata).

En definitiva:

¿Hemos aprendido de las 2 anteriores candidaturas?

Yo diría que no.  Hemos caído en los mismos fallos, presentando la misma candidatura que en 2009, con alguna cara nueva, que además, han desfavorecido la propia candidatura.

Y ahora las preguntas que me surgen:

a) ¿Tendrán los gobernantes la cara dura de apostar por una 4a candidatura tirando a la basura unos cuantos millones de euros más, tan necesarios en otras áreas sociales tan necesitadas?
b) ¿Qué se va a hacer con las infraestructuras construidas o a medio construir, sin uno uso claro más allá de ser usadas en caso de JJOO? ¿Cuál era el “plan-b”? ¿Había “plan-b”?
c) ¿Cual será el impacto, político, de este desastre?  Basta ver las fotos de la candidatura, y todos los políticos que se han sumado el carro de “salir en la foto” (dada la euforia reinante), que ahora esperaríamos ver repercusiones políticas a modo de:  renovación de los cargos políticos que han liderado, guiado, o propulsado las formas de hacer las cosas como se han hecho, ¿no?  Lo dudo….